realzaragoza1932.es.tl
  La jornada 28 (08/09)
 

La previa:

Partido con diferentes objetivos el que se presenta en Mendizorroza entre el Club Deportivo Alavés y el Real Zaragoza. El descenso y el ascenso en juego. Dos equipos y dos objetivos completamente contrarios.

El conjunto vitoriano con una victória podría salir de la zona de descenso si logra vencer a un Zaragoza, que busca rehacerse del empate cosechado en casa ante el Hércules e intentar reafirmar su mejoría fuera de casa después de la victória en Murcia (1-4).

Los blanquiazules con el vasco Gaizca Garitano y el hispano-argentino Astudillo, como principales estrellas del equipo buscarán sorprender al equipo blanquillo. Bernardo será el meta titular; César, Almirón, Garitan y Albacar formarán la línia defensiva; De Marcos o Cuevas acompañaran a Astudillo en el centro del campo, escoltado en las bandas por Emilio y Moreno; y la dupla de ataque estarán Javi Guerra y Juanjo.

En los visitantes. Marcelino mantiene la duda de si Ayala y Ewerthon podrán jugar de inicio y esto podría provocar la titularidad de Ander Herrera en ataque. López Vallejo estará bajo palos; Pignol en el lateral izqiuerdo, Ayala o Pavón acompañarán a Pulido en el eje de la defensa y en el lateral derecho Chus Herrero podría dejar a Zapater en el banquillo. Doble pívote formado por el argentino Leo Ponzio y Gabi, banda izquierda para el argentino Juan Pablo Caffa y derecha para Franck Songo'o, aunque Jorge López podría ser titular. Y arriba la pareja de atacantes estará formada por Arizmendi y la duda de si Ewerthon podrá o no ser titular, y por lo tanto, Ander Herrera podría formar de inicio en el once blanquillo.

Se presenta por lo tanto un partido dificil con la necesidad por parte de ambos equipos que necesitan los tres puntos. Por lo tanto desde la web apostamos por un marcador de 1 a 2 a favor de los blanquillos.


La crónica:

El Zaragoza evitó una derrota ante un equipo en descenso y arañó un punto a última hora que le sabe a victoria. Los de Marcelino empezaron perdiendo 2-0 y acabaron empatando en los últimos cinco minutos.

A la hora de partido el triunfo parecía claro para el Alavés con una ventaja de dos goles y un Zaragoza que no demostró su papel de candidato al ascenso.

La expulsión de local Moreno desdibujó el buen orden y trabajo del Alavés. Toda la iniciativa correspondió al Zaragoza, que en el tramo final del partido, en los minutos 86 y 88 en dos jugadas a balón parado, empató con los goles de Ewerthon y Arizmendi.

Aún pudo ganar el Alavés, con el tiempo ya cumplido, con un remate que Astudillo envió al poste y Almirón no acertó a remachar sobre la línea de gol.

El Zaragoza tuvo la primera ocasión con un balón que Bonis no acertó a despejar con el pie desde el área pequeña. Su rechace rebotó en Arizmendi y se fue fuera por muy poco. La respuesta del Alavés llegó con un saque de esquina peinado por Garitano y que Casar no precisó en el segundo palo.

Los maños fueron imponiendo su calidad y el balón comenzó a rondar el área vitoriana. En el minuto veinte, Ewerthon centró desde la derecha al segundo palo, y el remate picado de Caffa lo desvió Bonis a la esquina.

El Alavés tenía dificultades para superar la presión maña en el centro del campo. Juanjo y Javi Guerra sobrevivían a base de balones largos, y las jugadas de peligro sólo llegaban a balón parado.

Por segunda vez Caffa rozó el gol con un soberbio lanzamiento directo que se estrelló en el larguero y botó sobre la raya, ante las reclamaciones de los jugadores zaragozistas.

Mientras el Zaragoza puso la calidad con las triangulaciones de Javi López, Caffa o Gabi y el trabajo de Poncio, el Alavés se aferraba a las acciones a balón parado. En la última de ellas, en el descuento del primer tiempo, Javi Guerra remató solo dentro del área pequeña una falta botada por Emilio.

Marcelino había trabajado durante la semana la defensa de las acciones de estrategia y el gol del Alavés corroboró sus temores.

El Alavés temía la reacción maña tras el descanso, pero no hubo noticias de los de Marcelino en el inicio de la segunda parte. La defensa blanquilla evitó un remate de Javi Guerra, pero en el saque de esquina posterior el disparo de Emilio supuso el segundo gol.

Con una clara desventaja y Marcelino expulsado, el Zaragoza puso sobre el campo a Songo'o y Ander. El Alavés puso de su parte con una absurda expulsión de Moreno, que vio dos tarjetas en un minuto por hacerle alguna observación al colegiado.

El Zaragoza dispuso de media hora con un hombre más para engancharse al ascenso. El ritmo del partido decayó por la sucesión de faltas que impidieron jugar más de dos minutos seguidos.

El Alavés se atrincheró junto a su área con dos líneas de cuatro hombres aguantando las acometidas del Zaragoza y aferrándose a tres puntos de oro en su pelea por la salvación.

Dos minutos mágicos del Zaragoza y en sendas acciones a balón parado permitieron que Ewerthon y Arizmendi salvaran un partido que tuvo perdido el Zaragoza y que pudo perder con el remate estrellado en el palo por Astudillo.


El crack:

Leo Ponzio parece haber despertado al centro del campo. Muy bueno el trabajo del argentino en la medular, recuperando balones y organizando el discreto juego del equipo blanquillo.

El fiasco:

Lateral izquierdo, Ya lo saben a quién nos referimos. El francés Pignol estuvo superado una y otra vez  por los jugadores del Alavés. Se tropezaba, se caía y no daba ni una. Horrible Pignol. Su banda fué un auténtico coladero.

 

 
  Cita:  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=